Un robot impulsado por Inteligencia Artificial revoluciona la producción de oxígeno en Marte

 Un robot impulsado por Inteligencia Artificial revoluciona la producción de oxígeno en Marte

Un innovador estudio publicado en la revista científica Nature Synthesis destaca el papel fundamental que podría desempeñar un robot químico dotado de inteligencia artificial en la generación de oxígeno en Marte. Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China en Hefei revelan que la eficiencia de estos robots IA supera significativamente la capacidad humana en la síntesis de oxígeno, una tarea vital para la futura supervivencia y colonización en el planeta rojo.

El «cerebro químico» de la inteligencia artificial del robot se diseñó para analizar la composición de los meteoritos marcianos, identificando los químicos necesarios y llevando a cabo experimentos relevantes. Según informes de Business Insider, la IA del robot examinó más de 3.7 millones de fórmulas para encontrar la combinación precisa de elementos catalizadores en el proceso.

Utilizando un brazo robótico, el sistema no solo seleccionó los mejores catalizadores entre más de 200 opciones, sino que también confirmó la validez de su teoría al crear un catalizador químico eficaz en tan solo dos meses. Este logro, que habría llevado 2,000 años a un ser humano, destaca la eficacia y rapidez de la inteligencia artificial en comparación con los métodos tradicionales.

Los investigadores destacan que la tecnología no solo tiene aplicaciones para Marte, sino que también podría ser crucial para futuras misiones lunares. La comunicación con la Tierra, que puede demorar hasta 20 minutos en viajar entre ambos planetas, hace que la autonomía de los robots sea esencial en la resolución de problemas complejos.

La investigación sugiere que, en lugar de los años que una persona tardaría en encontrar la fórmula correcta mediante prueba y error, los robots podrían resolver este complejo rompecabezas en solo unas semanas. «En seis semanas, el químico de IA construyó un modelo predictivo aprendiendo de casi 30,000 conjuntos de datos teóricos y 243 conjuntos de datos experimentales», explican los autores.

A pesar de otros métodos, como el demostrado por el Rover Perseverance de la NASA para producir oxígeno a partir del dióxido de carbono atmosférico, la flexibilidad del robot IA para fabricar diversas sustancias químicas utilizando recursos locales representa una contribución significativa al desafío de convertir Marte en un entorno habitable.

Los autores del estudio subrayan que el protocolo y el sistema utilizados son genéricos y adaptables, con la esperanza de impulsar el descubrimiento automatizado de materiales y la síntesis de sustancias químicas para la ocupación y exploración de planetas extraterrestres. En palabras de Jun Jiang, autor principal, «Esta tecnología innovadora nos acerca aún más a hacer realidad nuestro sueño de habitar en Marte».