Lejos de cerca

 Lejos de cerca

Muy lejos esta de gustar, de plasmar la idea. Guarda, espera, calcula; exaspera. Como dice quien comanda por la forma y la manera. Se adivina a paso lento. Esconde y calcula sabiendo inconsciente que ahora, ya no hay más. Mejora cuando junta jerarquía.

La cuida como oro Miguel Angel Russo porque sabe que sin Tevez puede perder con cualquiera. Si, con cualquier equipo serio. Tiene falencias en el armado del plantel que hace mucho no tenía. Boca, no tiene 9. Es diagnóstico repetido pero créame que es causa madre de su repetido dolor de ojos. Y así y todo. Va por todo. Dejo afuera a River hace 5 días. Enfrenta a Racing por semifinales del torneo argentino y ganándole 1 a 0 a The Strongest pasa a 8vos de final de la copa. Pero avisa, a cada rato. Que si en junio no se renueva con nombres la FE no es candidato.

No seria lógico. Sería hasta extraño; que un equipo al que le cuesta tanto Todo sea protagonista de un torneo continental. Pide a gritos aire, soluciones que no encuentra. Esperanza de gol en un 9 que se hace desear como un amor que no olvida. Y estaba cerca, ahora está lejos??

El hermetismo del plan es total y solo se cree porque maneja Riquelme. No hay otra explicación. Cualquier otra respuesta sería falsa. La tentación de caer en la ingratitud se hace grande. Pero este equipo ganó los últimos dos campeonatos y pelea. Busca, cambia. Encuentra y se evapora. Le faltan cosas que no tiene y Junio espera ahí cerca. La fe y la esperanza no volverá con Rolón.

Hace falta ruido. 4 refuerzos de nivel presentados a toda orquesta. Un Lateral, un volante y dos puntas? De área los puntas. Por los costados esta cubierto y con posibilidades reales de lastimar. Si llega a quien tirarla. Al que se banque la bronca. El que desee meterla para ser feliz. Que corra el 4. El fútbol cambió, esta bien. Pero en el medio nos falta un Serna. Y si quieren prescindir de aquel perfil de jugadores, entonces un Banega. Un jugador Hecho para guiar al piberio cuando el rival es mejor. Cuando se pone cuadrada. Tiene hambre, tiene corazón, ofrece rebeldía. No se debe confundir incapacidad con apatía. Se resiste a perder. No regala nada. Sabe que una jugada lo puede ganar y en otra quedarse sin nada.

En las manos, la cabeza y la mirada de Riquelme está el destino de este equipo. Que esta lejos de estar cerca. Pero si acierta al comprar, si mete mano y arriesga. Puede quedarse CON TODO.

por CHARLY BORZANI