La Inteligencia Artificial en el proceso de duelo: Nuevos desarrollos y dilemas éticos

 La Inteligencia Artificial en el proceso de duelo: Nuevos desarrollos y dilemas éticos

El uso de la inteligencia artificial (IA) para facilitar la comunicación con personas fallecidas ha experimentado un crecimiento, generando nuevas reflexiones éticas en el proceso de duelo.

HereAfter AI, una aplicación basada en IA lanzada en 2019, y StoryFile, presentada dos años antes, ofrecen respuestas realistas a partir de grabaciones de usuarios que respondieron preguntas específicas. Ambas plataformas han generado miles de perfiles, incluyendo figuras públicas como el difunto actor Ed Asner.

La adopción de estas tecnologías plantea interrogantes éticos, principalmente en relación con el consentimiento. La clave, según algunos expertos, radica en obtener un permiso consciente y voluntario para recrear digitalmente la personalidad de los fallecidos.

A pesar de las consideraciones éticas, algunos defienden que estas herramientas podrían ayudar en el proceso de duelo al proporcionar una perspectiva de lo que la persona fallecida dejó atrás. Sin embargo, las opiniones varían, y algunos encuentran la experiencia emotiva y desafiante, mientras otros la consideran morbosa y perturbadora.

En última instancia, el vínculo entre la tecnología y la comunicación con los muertos plantea cuestiones éticas y emocionales que la sociedad está comenzando a abordar a medida que estas innovaciones ganan popularidad.